branding personal

Consejos para mejorar tu branding personal

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Crear una marca personal que muestre tus capacidades profesionales te ayudará a dar el impulso laboral que buscas. Tanto si estás desempleado como si eres un trabajador con aspiraciones mucho mayores, tienes que potenciar tu carta de presentación. El mercado laboral es cada vez más exigente y, por ello, se vuelve imprescindible mostrar la mejor versión de uno mismo. Para lograrlo, tienes que trabajar tu branding personal. Esta semana en el blog te damos unos consejos que te ayudarán a potenciar la imagen que proyectas al mercado profesional.

El branding personal consiste en aplicar técnicas procedentes del Marketing a tu propia persona con el objetivo de conseguir logros profesionales. Como en la disciplina del Marketing, tienes que seguir una estrategia previamente definida. En ella, destacamos fundamentalmente tres pasos: conócete a ti mismo, trabaja en un plan de acción, y muéstrate al exterior.

Conoce tus fortalezas y debilidades

Lo primero que debes tener en cuenta para trabajar en tu branding personal es cómo eres. Analiza tus cualidades positivas pero también tus defectos. ¿Eres una persona proactiva o te cuesta tomar las riendas? ¿Sabes trabajar eficazmente en grupo o prefieres hacerlo individualmente? Si eres resolutivo, introvertido, con carácter de líder, muy exigente… Conócete a ti mismo y esto te permitirá saber desde dónde partes. Una vez seas consciente de tus fortalezas y debilidades podrás trabajar sobre ellas y mejorar tus habilidades profesionales.

Prepara tu estrategia de branding personal

Como si de una marca corporativa se tratase, tu branding personal requiere una estrategia previamente definida. En cualquier aspecto del Marketing, el objetivo último es vender. No importa si es un producto, un servicio o, incluso, una persona, como en tu caso. Para ello, y habiendo realizado un análisis DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) de ti mismo, toca mejorar lo máximo posible. Potencia tus fortalezas y minimiza tus debilidades para lograr la mejor versión de tu imagen. Y, por supuesto, no olvides a tu competencia. ¿En qué sector quieres destacar? ¿Contra qué perfiles profesionales compites? Saber qué ventajas y desventajas tienes respecto a tus competidores te ayudará a crecer personal y laboralmente.

Muéstrate al exterior

Tan importante es preparar una buena carta de presentación como saber exponerla. Si has tenido un mínimo contacto con el mercado laboral sabrás cómo una red de contactos puede abrirte las puertas. Así que conoce a otros profesionales, entabla relación con ellos, haz networking y utiliza redes como LinkedIn. Esta plataforma te servirá como gran escaparate para mostrar tu marca personal y conectar con otras empresas. ¡Ánimo! Gracias a la formación que has adquirido todos estos años con centros como Enseñanzas Modernas y a tus capacidades, ¡llegarás muy alto!

Deja un comentario